Autocars Salvia

                                                                           

Durante las dos primeras décadas del siglo XX, la mayoría de servicios regulares de transporte de viajeros con el fin de comunicar los pueblos más próximos con Lleida, aunque se hacía con tartanas, las que se llamaban de tracción animal, o bien de sangre. Las primeras líneas con tracción mecánica no aparecen en las tierras de Lleida y, de una manera muy tímida, hasta el año 1907. A pesar de que había habido anteriormente alguna iniciativa con vehículos de vapor, aún de pasar más de diez años para empezar a sustituir de una manera definitiva los servicios de tracción animal.

Fiat 1934

Fiat 1934

Sin duda, el hecho de pasar de la tracción animal en mecánica representó un cambio muy importante en la manera de viajar. Es sabido que cualquier innovación conlleva una serie de dificultades y ventajas, según se quiere ver. En cuanto a las dificultades, se decía que aquellos nuevos vehículos siempre estarían estropeados debido al mal estado de las carreteras y sobre todo los caminos ya que a veces en tiempo de muchas lluvias se hacían impracticables. Los defensores de esta innovación, decían que aumentaría el viajar, se abarataría el precio, habría menos accidentes y curiosamente, se decía que los automóviles, ocuparían menos espacio que los carruajes.

 


 

La mayoría de concesionarios no se vieron con corazón de cambiar el uso de sus tartanas para autos de línea. La mecánica y los costes de aquellos vehículos ... los representaba un auténtico dolor de cabeza. A pesar de tener los derechos adquiridos desde muchos años fueron muy pocos que continuaron en este tipo de negocio en las tierras de Lleida. Fue el fin de una época y la llegada de otro sistema de transporte.


 

 

 


 


GMC reformat carrosseria Siscar 1963

 

Una nueva generación de gente con espíritu emprendedor empiezan a solicitar las autorizaciones necesarias para poder realizar estos nuevos servicios, regulados por el Estado a través de un Decreto de 1924, que tenía el objetivo de organizar a base de un concurso público las concesiones con exclusividad los servicios de transportes mecánicos por carretera. Sin duda, hará posible garantizar el servicio, reducir distancias y mejorar la comodidad de los viajeros.

 

Después de esta breve pincelada introductoria y para continuar hablando del transporte, ahora, desde la perspectiva del día a día; hemos llamado a la puerta de la casa conocida con el renombre de can Auto. El Sr. Claudio Salvia Piulats, que nació en Bellvís el día 28 de junio de 1916, pasó su infancia entre Bellvís y Barcelona hasta que en 1932 se establecen en Vila-sana. Desde entonces, hasta hoy en día, esta familia siempre se ha dedicado al mundo del transporte de viajeros.

 


 

Mientras tanto en Claudio Salvia nos comenta: "... Fue mi padre Josep Salvia Clavé que el día 13 de febrero de 1924 solicitaba ante el Gobierno Civil la siguiente autorización y que decía así:" Autorización para establecia un Servicio Público de coches Automóviles para la conducción de viajeros entre Bellvís y Lérida ". Tras una pausa añade: "... La idea surgió porque ya había una tartana que hacía el servicio pero el padre pensó que en coche iría mejor y compraron un coche marca Ford tipo" T "con luces de carburo y ruedas de goma maciza. A primeros del mes de marzo comenzaron a hacer el servicio que llegaba a Lleida a las 8,30 horas y salida hacia Bellvís a las 12,30 horas de la Casa Fargas situada en la calle Cabrinety núm. 4, hoy calle Francesc Macià de Lleida ... ".

 



 

 

 


Graham Paige 1940 reconstruït.

Continuando con la conversación, en Claudio añade con convencimiento: "... El padre tenía un instinto natural de empresario, ya que se fijaba en aquella gente que le rodeaba y captaba muy ..." Después de una pausa matiza: "... Eran una gente de pocos estudios sólo el trabajo y la necesidad de ganar una cáscara y abajo. En aquella época la mayoría de casas faltaban muchas necesidades. Quizá por este motivo, las personas se veían en la obligación de esforzarse mucho sólo para ir viviendo ... En nuestro éramos los padres y seis hermanos y la verdad es que cuesta mucho llegar a tener un real ...¨

 

A la pregunta de cómo fueron sus inicios como chauffer que es como se llamaba en aquella época nos responde: "... Recuerdo muy bien aquel día en que mi padre me dijo: aquí tienes este autocar que era un Chevrolet y espabílate ... ". Tras otra pausa y con un sentimiento arraigado afirma: "... Aunque no tenía la edad mínima, pero no tuve miedo y me agarré al volante de aquellos vehículos y que de manera casi ininterrumpida conduje hasta que me jubilé ... "y después de una reflexión afirma con satisfacción:" Conduje hasta el día 28 de junio de 1986 fecha en que cumplí la edad de los 70 años y la legislación ya no permitía renovar por más tiempo el carné de primera especial ... ".

 


 

Por lo tanto, Vila-sana a partir de 1932 disponía de un servicio diario a Lleida con automóvil y, mientras tanto, se iba consolidando este nuevo sistema de transporte para las tierras de Lleida y en este aspecto en Claudio nos comenta: "... Aunque se había dado un paso importante en la modernización de los servicios, los principios no fueron nada fáciles, ya que no podemos olvidar que los vehículos eran caros, había pocas carreteras, los caminos a menudo estaban en mal estado. En aquella época los vehículos tenían poca capacidad, poca potencia entre 20 y 30 HP, poca velocidad y una mecánica rudimentaria ... ".

 





 

 



GMC carrosseria Siscar 1963

 

Escuchando las explicaciones de Claudio Salvia nos hace saber que, a pesar de que había llegado la era del motor había más dificultades que las derivadas de la mecánica. Hemos leído y oído en otras conversaciones que aquella época ya estaba muy marcada por la competencia ya que tenemos entendido que había empresas que hacían algunas peripecias para que la gente cogiera sus coches de línea. En este aspecto en Claudio nos decía: "Siempre ha habido mucha competencia. Había alguna empresa que había llegado a pagar el café si subían con ellos. De todos modos, tengo que decir que no duraron demasiado, ya que los vehículos de segunda mano en los años treinta venían a costar entre 1.000 a 2.000 ptas .... Recuerdo que en aquella época llegaremos a hacer dos coches diarios con todo el recorrido de línea, y si no recuerdo mal, de Vila-sana en Lleida cobraban 1,25 ptas. ... las inversiones en el material siempre han sido el mayor inconveniente ... "

 

A la  pregunta de cómo se alteró el transporte de viajeros durante la Guerra Civil Claudio nos respondió: "... Aunque la empresa se colectivizar la familia continuamos haciendo la línea cada día. Con motivo de ese conflicto el combustible estaba restringido y se nos facilitaba 20 litros diarios por coche para poder realizar los servicios públicos. A veces, cuando llegábamos a Lleida, nos hacían cargar soldados para llevarlos hacia el frente ... ". Tras una pausa en Claudio recuerda y a la vez exclama: "... Ah! Hacia finales de la guerra nos requisaron los tres autocares y nunca más supimos nada más ... ". Así pues, el parque móvil de todo se vio profundamente perjudicado, muchos autobuses fueron destruidos y otros quedaron muy deteriorados.

 


 

La guerra había terminado, ahora comenzará una posguerra llena de desechos materiales y humanas, fue un periodo de tiempo, donde los alimentos escaseaban, sobre todo el pan blanco y el tabaco. En cuanto al tema que nos lleva hoy, hay que añadir también la falta de recursos económicos para poder restablecer la flota desaparecida y ante la inexistente fabricación e importación de automóviles, camiones y autobuses; Claudio Salvia nos cuenta: "... No nos quedó nada, sólo muchas ganas de trabajar y sobrevivir a los acontecimientos. Era un cúmulo de dificultades para todos ... ". Más adelante, continúa diciendo: "... Una vez terminada la guerra hicimos recuperar el derecho a la concesión del servicio de viajeros y, en 1940 tuvimos la suerte de poder comprar un autocar de segunda mano, marca Graham, que era de fabricación americana y los otros dos tuvieron que ir reconstruyendo a base de material diverso que se tenía que ir adaptando ... Te podías encontrar, por ejemplo, con un motor GMC, el diferencial de un Hispano, el cambio de un Bliz, la dirección de un Chevrolet ... entonces los denominaban reconstruidos ... "Después de una pausa matiza:" ... Era la única manera de poder circular. Cualquier pieza de chatarra procedente de algún vehículo que hacía cabeza con un desagüe era como si fuera un material salido de fábrica. Por este motivo se decía: todo lo que puede rodar es bueno ... ".

 

 



 

 



Pegaso Comet 125HP 1963 carrosseria Hugas. Actualment en restauració.


Tampoco podemos olvidar que aquellos primeros años de posguerra coincidieron con la Segunda GuerraMundial de ahí que también había restricciones de todo tipo: energía eléctrica y como tampoco había mucho gasolina, los pocos vehículos que circulaban se debían hacer funcionar gracias al invento de la artesanía automovilística. Entonces, a la pregunta de si influyeron en el desarrollo del transporte público dichas restricciones, en Claudio Salvia nos cuenta: "... Efectivamente, durante la década de los 40 escaseaba el carburante, y los vehículos se hacían funcionar con gasógeno, que eran unos calderines que a base de quemar cáscara de almendra, avellana, o bien carbón, generaban un gas que hacía funcionar los motores de explosión. Nosotros el combustible que nos iba más bien para hacer funcionar aquellos vehículos era el carbón de sermens de las cepas. Y como curiosamente, en Sant Martí de Maldà se había instalado mi hermana Teresa y mi cuñado Miguel Vilalta, que tenían una panadería y que aprovechaban las hornadas para hacer carbonilla de sermens ... ".

 

Tras una parada técnica para cambiar la cara de la cinta de la grabadora en Claudio continúa diciendo: "... Como he dicho a lo largo de esta conversación éramos grupo en casa y el padre montó unas cuadras donde tenían sementales logrando un gran prestigio, recibiendo premios y diplomas a las grandes ferias de animales que se hacían durante aquella época ... ".

 


 

A principios de la década de los 50, ya se empezaban a superar algunas dificultades que habían caracterizado los primeros años de posguerra y comenzaba un tímido resurgimiento industrial. Mientras tanto a la familia Salvia los hijos se habían hecho casaderos y todos fueron haciendo su propio nido. Claudio Salvia el día 22 de noviembre de 1951 también contrae matrimonio con Rosa Berenguer Huguet que era de Miralcamp. "... La Rosita, a parte de las tareas de casa, también se tuvo que integrar a las tareas del negocio, hacía de cobradora y de acompañante, cuando hacían algunos viajes .... Seguía siendo una época en que todo el mundo tenía que esforzarse mucho para salir adelante y en casa el trabajo no faltaba ... ". nos explicaba en Claudio en otro de los momentos de la entrevista.

 


 

Hacia finales del any 1946 através de INI que tenía la finalidad de promover empresas mayoritariamente de capital estatal, se constituía una empresa con el objetivo de fabricar vehículos industriales y motores diesel llamada Empresa Nacional de Autocamiones SA (ENASA). A continuación comenzó a desarrollar los primeros chasis para autobuses marca Pegaso y que sin duda contaron con una gran aceptación entre los profesionales del sector. Con poco más de diez años se pasó de una inexistente fabricación a un aceptable desarrollo industrial y surgirían otras empresas prestigiosas como también fueron Sava y sobre todo Barrerios. Hay pues subrayar, que el transporte en general registró un aumento vertiginoso y las carreteras cada vez estaban más transitadas.

 


 

"... Podemos afirmar que la auténtica revolución en el transporte llegaba a los 60 y ya no ha parado. Recuerdo muy bien aquel mes de febrero de 1963 cuando estrenamos el primer autocar nuevo. Era un Pegaso modelo Comet de 125 CV con 40 plazas matrícula L-30029 y que disponía de muchas comodidades para el conductor y para el viajeros: el cambio era de seis marchas, tenía freno eléctrico, servo dirección asistida ... Las butacas eran de skai y tenía radio y micrófono para el viajeros. Su compra fue un auténtico sacrificio pero necesario ya que costó un millón de pesetas y en aquella época era mucho dinero. La renovación del material siempre ha sido nuestra mayor dificultad pero entonces hasta hoy en día nos hemos esforzado en mantener una flota moderna incorporando todas aquellas mejoras que por suerte no han parado de salir mejorando la seguridad y la comodidad ... ". Nos contaba con convencimiento M. Claudio Salvia.

 


 

Mientras tanto un fenómeno relacionado con el transporte de viajeros como era el turismo no paraba de crecer. Entonces la gente empieza a viajar un poco más y esta nueva realidad exige nuevos servicios que llamarían discrecionales escolares ... y que en Claudio nos comentaba: "... Efectivamente hasta entonces los servicios más frecuentes eran: los mercados, las bodas, viajes a Andorra , en la playa, también íbamos a Lourdes ... entre muchos otros lugares, pero en aquella época todavía costaba dejar las obligaciones cotidianas del día a día para ir de viaje de placer. Con el paso de los años supongo que debido a un mayor nivel de vida, el hecho de viajar ha pasado de ser de un lujo o una necesidad en una realidad cotidiana. El tipo de viajes ahora son mucho más frecuentes y al mismo tiempo tal vez de un carácter decimos más culturales. La oportunidad de viajar me ha facilitado disfrutar de los paisajes, conocer otras ciudades o bien países, las costumbres, la gastronomía ... Yo encuentro que viajar culturiza las personas ... ". Precisamente el escritor catalán Josep Pla que escribió mucho sobre los viajes decía: "... Viajar es una de las mejores maneras de acrecentar los acontecimientos...

 


 

 


Hispano Suïssa Reconstruït L-2851 any 1958

Después de escuchar atentamente las explicaciones del Sr.Claudio Salvia Piulats nos damos cuenta de que ha sido un profesional vocacional en el mundo del transporte y seguramente por ello el día 23 de octubre del año 1996 en Sevilla y de la mano del director General de Transportes del Ministerio de Fomento Sr. Fernando Cascales, rebiala Medallaal Mérito en el Transporte otorgada perla Federación Nacionaldel Transporte en reconocimiento a su labor en favor del transporte.

 

Así pues, y teniendo en cuenta su vinculación con el transporte durante más de 75 años, ha hecho posible acumular una experiencia. Por eso nos gustaría, antes de terminar esta charla, conocer su opinión con respecto al futuro en este fascinante mundo del transporte de viajeros. Una pregunta en que en Claudio nos comentaba: "... En la actualidad nos encontramos con un desmesurado crecimiento del uso del coche particular, la dificultad del estacionamiento, las infraestructuras poco modernas respecto al aumento circulatorio, los accidentes y el aumento de la contaminación ... son hoy los principales problemas circulatorios actuales en nuestra sociedad. Soy de la opinión que para solucionar estos problemas se debería apostar de una manera muy decidida para los sistemas colectivos como principal forma de transporte y que probablemente se mejoraría económicamente y socialmente ... ".

 


 

Observando las respuestas del Sr. Claudio Salvia Piulats das cuenta que encaja perfectamente en una época muy diferente a la nuestra y que gracias a su buena memoria lo convierten en un símbolo de su tiempo. Ver la empresa fundada en 1924 y hoy dirigida por sus hijos Claudio, María Lourdes y su nieto Joel le hicieron sentir un hombre satisfecho y orgulloso. Podríamos afirmar que fue un hombre afortunado porque no es nada habitual que un hombre que llegó a los 98 años le permitieron hacer lo que siempre le ha gustado "... Coger el coche y marchar ...". En definitiva Una vida sobre ruedas.

 


 

Autocares Salvia historia (Entrevista realizada febrero 2006 publicada en la revista de Vila-sana Hacemos Pueblo)

 

 




Contacto

Tlf.: 973 282 467
Mòbil: 609 301 261

Aquesta web utilitza cookies per millorar la vostra experiència de navegació. Si segueixes navegant, entenem que ho acceptes. Més infoPrivacy & Cookies Policy